Editorial

MATERIALES Y DISEÑO

¿Un problema de Didáctica?

Hacer cosas con mis manos significa mucho para mí.
Podría incluso decir que esculpir o moldear la naturaleza
de los materiales tiene un efecto casi terapéutico. Ellos
me inspiran y me llevan a nuevas experiencias que
me transportan a otro mundo. Un mundo en el que,
si falla la vista, mis dedos pueden ver el movimiento
y la aparición continua de formas geométricas.
TAPIO WIRKKALA
(diseñador Finlandés)

Vivimos en un mundo de objetos materiales en el que la intervención del diseño se hace evidente. Sin embargo, nuestro doble papel de productores y usuarios del entorno próximo pone sobre la mesa las dificultades a que se enfrenta un oficio que poco a poco ha perdido el contacto con los problemas de la realidad mientras esta, a su vez, se encuentra inmersa en un proceso de virtualización de las relaciones físicas, lo que acelera el distanciamiento entre el conocimiento directo del mundo y la actividad de producir objetos. Ni qué decir, entonces, del uso activo de la imaginación como esencia del acto creativo que transforma la materia cruda de la naturaleza en el objeto humano, un proceso transformado por la modelación digital en esta era de la información. Este número de MasD presenta escritos de investigación en los que se explora la relación diversa entre materiales y procesos. Es un esfuerzo por dar a la actividad del diseño un marco referencial general que nos permita establecer diálogos entre aproximaciones de carácter histórico, pedagógico y proyectual para la construcción de relaciones diversas  con las que podamos abordar, como comunidad de diseño, el proceso creativo de producción de objetos para la solución de problemas humanos.

Al comprender la circunstancia efímera de nuestras diversas certidumbres en torno al diseño, no podemos obviar las implicaciones directas que esto tiene en la formación de los jóvenes diseñadores, bien sea en las aulas o fuera de ellas. Si bien el proceso de aprendizaje es pocas veces cuestionado desde lo que es característico del oficio, pues un metarelato desplaza la conversación a universales como las competencias o los estándares de logro, podríamos enmarcar este número de la MasD en el tránsito a una enseñanza del proceso proyectual desde el contacto directo con los materiales.

En este sentido, la noción misma de aprendizaje, o del diseñador como maker, parte de identificar el aprendizaje como un proceso. Bien sea al adquirir habilidades o competencias de distintos niveles, o en la relación misma con la materia a través de las manos mediada siempre por la aproximación a la realidad a través de problemas, hacer de la relación con el objeto un aprendizaje significativo reta a docentes y estudiantes en la generación de nuevas aproximaciones que de una manera integral aborden las múltiples identidades entre el pensamiento creativo y el pragmático, borrando una división que nos hemos encargado de construir alejando dos campos en que se juega buena parte de la vida del diseño en este siglo XXI.

Fabio Vinasco Ñustes.

Jorge Sarmiento O´meaga.

 

Última modificación: 22-04-2015 | Copyright Universidad El Bosque  | Licencia CC by-nc-sa