Convocatoria de artículos 2015-2

Diseño y contexto.

Victor Papanek promulgaba desde los años 70 la necesidad de replantear la función del diseño contemporáneo tras casi cincuenta años de una historia centrada en beneficiar el desarrollo industrial y en olvidar su propósito fundamental de atención a las necesidades humanas.

Ya va siendo hora de que desaparezca el diseño industrial tal como actualmente lo conocemos. En tanto el diseño se preocupe de confeccionar ‘juguetes para adultos’ banales, aerodinámicas máquinas de matar, y ‘sexuadas’ mortajas para máquinas de escribir, tostadoras, teléfonos, y computadores, no tiene ninguna razón de existir.

Papanek, V. (1973), Diseñar para el mundo real: Ecología humana y cambio social. Madrid,  Blume.

Casi cincuenta años después, una crítica frecuente a los procesos de formación en diseño apunta a la enorme distancia que separa la actividad académica de la que desarrollan los diseñadores vinculados a la industria.  En materia de relación con el contexto, la formación en competencias, heredada del modelo productivo de finales del siglo XX, nos legó ideas vagas de cómo la universidad forma para resolver los problemas de los diversos contextos en que nos encontramos inmersos de manera un tanto homogénea, sin preocuparse demasiado por enfatizar las singularidades de las necesidades locales frente a una idea de globalización de los procesos económicos que ha encontrado pocos puntos de resistencia al señalar el énfasis profesional del diseñador en torno al producto, al objeto y su consumo.

Al afrontar los retos que nos presenta el siglo XXI en términos de la construcción del futuro con las herramientas del presente, el tránsito de una visión orientada al producto a un compromiso que le permita dar respuestas a las necesidades del hoy y el ahora a través del análisis de problemas, nos da pistas sobre la formación que se debería impartir desde los recintos académicos.

En tal sentido, esta convocatoria de MasD Revista Digital de Diseño propone como tema principal la responsabilidad y el compromiso del diseñador con las necesidades de su contexto cercano, sea este político, económico, social, cultural o ambiental, buscando presentar a nuestros lectores artículos que expresen el papel que tienen los diseñadores frente al futuro de nuestra sociedad.

Si bien el diseño se ha visto tradicionalmente como una herramienta que contribuye a la formación de capital industrial, traducido en términos de uso de materiales, procesos y costos productivos, el discurso de los diseñadores ha de encontrar un lugar en el amplio panorama de respuestas ante la crisis ecológica global, ante el inminente peligro que representa para la especie humana la insostenible situación del desarrollo basado en el consumismo que permita recuperar desde su especificidad disciplinar la posibilidad de contribuir al bienestar general de la sociedad.

En tal sentido, re pensar la academia es repensar la pertinencia del oficio en relación con nuestro contexto, proponiendo una ruta de responsabilidad con las numerosas crisis planetarias pero, simultáneamente, garantizando la especificidad disciplinar como conciencia de la realidad inmediata, de sus carencias y posibilidades, el énfasis que definiciones conceptuales han puesto en escena al apuntar al diálogo de lo local con lo global.

MasD invita a investigadores y académicos  a compartir sus perspectivas sobre este espectro temático con la meta de conformar un acervo que nos permita presentar a nuestra comunidad académica un panorama en torno a la idea de la formación en diseño frente a los problemas de contexto, pensando en la construcción de una mirada enriquecida del papel que tienen los diseñadores, comunicadores y todos aquellos comprometidos con transformar la  sostenibilidad del desarrollo social desde la responsabilidad con la naturaleza y con el futuro de la humanidad.

Para la sección Investigación MasD se aceptarán artículos originales de investigación, artículos de revisión y artículos de reflexión (según la clasificación de Colciencias) con una extensión propuesta de 5.000 palabras. De igual modo, la sección Tribuna está abierta a cualquier aporte que desee hacerse desde la práctica profesional del diseño, con artículos de un máximo de 2.000 palabras.

Los textos remitidos deberán cumplir con los requisitos definidos en las instrucciones a los autores (http://masd.unbosque.edu.co/sobre-masd), antes de proceder a su revisión por pares. Para resolver cualquier duda pueden dirigirse al editor de la revista: editormasd@unbosque.edu.co