El diagrama, método del diseño entre el dibujo, la pintura, el cine y la informática

Imagen portada: Katherine Varela Prieto.

El diagrama, método del diseño entre el dibujo, la pintura, el cine y la informática

Diagram, a design method between drawing, painting, cinematography and informatics.
Por: 

Oscar Mauricio Pérez
Oscar.perez@ucatolica.edu.co
Universidad Católica de Colombia.

Pérez, O. (2015). El diagrama, método del diseño entre el dibujo, la pintura, el cine y la informática. MasD, Revista Digital de Diseño., Vol. 9, Edición N° 16 Ene-Jun. 2015. 30-49.

 

Fecha recepción:

14-03-2015

Fecha aceptación:

14-06-2015

Resumen

El artículo presenta una aproximación en diversas dimensiones a la idea de diagrama como proceso que señala el camino entre etapas del proceso de diseño, señalando el campo abierto en la historia del mismo por el papel que cumpliera en diferentes momentos de la historia. Desde una perspectiva hermenéutica – interpretativa, busca dar herramientas que permitan utilizar el diagrama como modelo para la producción de objetos de cultura, mediando entre la virtualidad de lo pensado y la concreción de lo realizado en diseño. En esta perspectiva, concluye con una propuesta pedagógica para la inclusión del diagrama en procesos de enseñanza – aprendizaje.

Palabras Clave

pedagogía, diseño, diagrama, dibujo, procesos de diseño.

Abstract

This paper presents an approach to the various dimensions behind the idea of diagram as a process that points the way between phases of the design process, pointing an open road through its own history builted by its role at different eras. From a hermeneutic – interpretative perspective, seeks to give tools that allows its use as a model for the production of culture objects, mediating between the virtuality of what is thought and the concreteness of what is made in design. On this perspective, the article concludes with a pedagogic proposal for the inclusion of the diagram in learning processes.

Keywords

pedagogy, design, diagram, drawing, design process.

Texto completo

INTRODUCCIÓN

La investigación: Diseño Diagramático enfocado a estrategias proyectuales en arquitectura, realizada desde el año 2013, ha permitido delimitar este modelo conceptual que toma forma desde la concepción del diagrama como un instrumento de traducción entre el espacio mental del diseñador y sus escenarios proyectuales. Si bien el concepto mismo ha ido variando con los diversos momentos investigativos, el fin de estos ha sido la elaboración de un modelo que sirva para entender el diagrama desde perspectivas prácticas en el proceso de diseño, iniciando con una perspectiva histórica para llegar a una relación que, si bien puede coincidir con la planteada por Peter Eisenman y los tres momentos de anterioridad, interioridad y exterioridad de los procesos, esta búsqueda ha permitido delimitar el diagrama como instrumento de organización del pensamiento en procesos complejos, caracterizando la notación geométrica como una constante para el abordaje de procesos de trabajo con las materialidades, más densas y estancas en el tiempo.

Coinciden entonces en este proceso momentos relacionados con las artes plásticas, la presencia del lenguaje pictórico en la generación de cultura material, así como con la manera en que nuestro lenguaje como diseñadores ha cambiado la idea originaria del diagrama y de nuestra especificidad técnica como creadores de dichos objetos y hacedores (makers) de objetos de uso.

DIAGRAMA

El diagrama como herramienta busca crear un orden virtual, la arquitectura como diagrama busca ordenar el mundo del hombre. En el campo de la arquitectura, el monumento tuvo, por ejemplo, una doble función de estructurar el territorio y a la vez desplegar la historia humana; diagramas en cuatro dimensiones como bien señala Mark García, surgen señalando nuestra relación con el tiempo, como síntesis de un ser y su cosmovisión.

Stonehenge, uno de los primeros diagramas en 4d.

En esta dirección podemos precisar que el diagrama se mueve entre dimensiones temporales y espaciales, entre la virtualidad de lo soñado (expresado en el símbolo) y la materialidad concreta del objeto realizado, representando espacialmente ideas o conjuntos de ideas.

En la arquitectura, es el momento en que se inscribe como fisura entre el espacio mental y el edificio; así, podemos habitar una idea en el mismo sentido en que la arquitectura, y muchos objetos que señalan nuestro ser en el mundo, dejan entrever esa estructura  interna que surge como una raíz del pensamiento, en los complejos procesos que van del analizar al proyectar, y se estructuran al comunicar.

Es una peculiaridad de nuestro idioma que, según la Real Academia Española, se define al diagrama como un dibujo geométrico que sirve para demostrar, resolver, representar, en el que se muestran relaciones; la realidad fáctica tras la definición expresa su función demostrativa sobre hechos determinados, la noción base del método. El diagrama busca esa rasgadura del sentido en que un problema aún no expresado por el lenguaje, que aborda espacialmente desde su definición por confrontación de sus elementos, por nuestra tendencia a las clasificaciones, a la jerarquización y la definición de nuestro pensamiento.

Mirar el diseño desde el diagrama da la posibilidad de tomar  uno o varios puntos de vista como momento de partida; si bien en un edificio la mirada se enfoca en el enunciar la proposición que resuelve un problema de habitabilidad humana, la arquitectura como arte tiene un programa paralelo, el  proyecto de arquitectura propone una constelación de ideas, y al interior de ésta establece relaciones entre sus partes, propone diversos cálculos para un fin particular. Las tesis arquitectónicas se  comprueban con el tiempo, un parámetro de crítica se da a partir de su adaptabilidad a los cambiantes contextos espaciales, sociales, y económicos.

En la transmisión del proyecto el diagrama ejerce este poder traductor que se desplaza de lo concreto al campo de las ideas abriendo un espacio conceptual que, expresado de manera gráfica, posibilita la síntesis de aspectos que influyen en la situación determinada, una visión prospectiva que también hace posible generar un marco general de pre emplazamiento de la obra en un medio concreto, la representación gráfica.

DIBUJO Y DIAGRAMA.

El fin de la relación entre dibujo y proceso de diseño quizá tenga que ver con la búsqueda de un origen mítico para las disciplinas basadas en el hacer como la arquitectura o el diseño industrial; el énfasis dado a las ciencias geométricas como base de la triple operación modelar, moldear, modular (que en 2007 estableciera Delleuze en su Pintura, el concepto de diagrama) se vuelve base de la construcción de sentido implícita en el diseño, ocupando un lugar central en la transmisión de las operaciones formales realizadas a la materia.

En este sentido podríamos releer la configuración del espacio mental abierto por el diagrama desde la lectura que hiciera David Consuegra (1992) del cuadrado como logro humano que, sin encontrarse directamente en la naturaleza surge,  

(…) a partir de la observación de las proporciones de su propio cuerpo y de las constantes que se dan en el crecimiento de algunos organismos…. Son precisamente estas observaciones las que le han proporcionado tales relaciones geométricas como la proporción aurea, la espiral logarítmica o la espiral de Fibonacci.

Las operaciones abiertas por el diagrama reencuentran al hombre con la estrecha relación que guardan con las medidas humanas, desde los tratados de arquitectura a la creación implícita en el diseño de los objetos del entorno, el hombre se reencuentra con su propia corporalidad a través de la idealización implícita en el uso de la geometría asociada a la proporción, relacionando su cuerpo con la naturaleza, y así mismo relacionando la geometría con el universo, finalmente llegando a nociones de armonía como el canon.

          

  1. Superposición de una perfil de entablamento y un perfil humano Jacques – Francois Blondel Arquitectura francesa
  2. La figura de las proporciones del hombre. Juan Bautista Villalpando (1552- 1608)  Comentario sobre Ezequiel 1595

 

  1.  Pietro Berrettini da Cortona tabla XX Tabulae anatomicae  b guarino guarini architettura civile

 

RE-DIBUJO Y DIAGRAMA

Uno de los libros más influyentes en la historia de la arquitectura, paradójicamente llamado Diez Libros de la Arquitectura, de Marco Vitrubio Polión, no contenía originalmente ningún dibujo. Sin embargo, las traducciones que nos llegan han hecho imprescindible el uso de la imagen para transmitir sus ideas, incluyendo en cada traducción o reimpresión numerosas planimetrías, esquemas y otro tipo de interpretaciones gráficas de las ideas planteadas por su autor hace ya casi 20 siglos; si como popularmente se dice: una imagen vale más que mil palabras, con el texto de Vitrubio la ausencia de imágenes ha dado origen a mil y un copias imaginadas.

Esta noción convivió durante mucho tiempo con una aproximación a través del levantamiento de ruinas y su dibujo. La disección y descomposición en partes que forman parte en los procesos arqueológicos se trasladaron al campo de la arquitectura;  el vínculo entre pintura, escultura y anatomía, permitió establecer una conexión procedimental que podríamos equiparar al proceso de exhumación de un cadáver que desemboca en su taxonomía. La disección y descomposición del cuerpo en sus unidades orgánicas, anatómicas, esqueléticas sirvió como aproximación a la interpretación de sus secretos íntimos, para definir sus medidas, sus relaciones, el edificio admitió interpretaciones que a través del diagrama nos presentaban perspectivas geodésicas, ópticas, gravitatorias. La arquitectura se apropió de un campo representacional que no le era propio, tomando de manera sistémica el uso de instrumentos de naturaleza gráfica: la  taxonomía, el despiece, la secuencia de funcionamiento, la vista explotada, el gráfico analítico.

Distorsiones ópticas Lámina XXXII. Juan Caramuel de Lobkowitz Architectura civil recta y obliqua 1678

https://archive.org/details/architecturacivi00cara

Dibujo y redibujo se convirtieron en herramientas para el análisis de la arquitectura, como bien ha enunciado Peter Eisenman (1999) en sus escritos sobre la lectura crítica de las ruinas durante el Renacimiento. Palladio y Serlio despliegan este espacio mental que hemos planteado en la idea de Villa, bien sea de manera explícita, con el traslado de elementos ‘momificados’ del pasado romano, bien sea implícitamente  a través de las notaciones de dimensiones que acompañaban sus proyectos. Estas anotaciones marginales, si bien no correspondían a los proyectos, señalan esta noción de una villa ideal oculta tras la villa construida.

 

Peter Eisenman. Diarams of Anteriority, 1982. Diagramas analíticos de la Iglesia de Redeember, de Andrea Palladio, Venecia, Italia.

El proceso de calco y dibujo de los edificios de la antigüedad, del cual se encuentran rastros en obras de arquitectos del siglo XX como Le Corbusier, representa para Eisenman una síntesis de carácter proyectual con la cual se traducen elementos analíticos de la composición a proporciones y elementos de diseños contemporáneos.

Para Patrik Shumacher, esta idea estaría presente en el Compendio de lecciones de arquitectura de Jean Nicolas-Louis Durand como una mecánica de composición cuya finalidad es la eficiencia en los procesos de diseño. Esta propuesta de series de elementos básicos y sus posibilidades combinatorias para organizar el edificio popularizó la noción de tipo como orden, la idea de clasificación taxonómica y su organización a través una estructura reticular modulada como campo base para la disposición de las partes edilicias.

En este corto esquema del diagrama en los procesos de diseño, Durand señala la practicidad de la retícula; el uso de esta noción permite desplegar una geometría base de naturaleza abstracta sobre la cual se disponen las partes del edificio segregadas, este vocabulario formal se articula a través de un esquema gramatical que conforma el lenguaje propio de la arquitectura contemporánea.

UNA PERSPECTIVA CINÉTICA DEL DIAGRAMA.

Con Rem Koolhaas y la firma OMA, el diagrama adquiere una perspectiva distinta, probablemente como continuador de las posiciones de Le Corbusier, que emparentaron de manera profunda los procesos creativos de la arquitectura con los de la pintura moderna, y en particular el cubismo (cuya idea de una representación del movimiento es quizás la idea más revolucionaria desde la perspectiva de punto de fuga renacentista). Con Koolhaas vemos una perspectiva dinámica que se apoya en el uso del diagrama para expresar la estructura narrativa tras sus proyectos.

En El Muro de Berlín, o su trabajo Exodus, presentado como proyecto de grado,  las ideas proyectuales de Koolhaas se traducen en narrativas que parten de materiales fotográficos, de viajes o archivos, que lo llevan a descubrir las múltiples actividades que concurren y que pueden darse a través un hecho como el Muro, su facultad de inclusión y exclusión espacial. A través de sus proyectos, Koolhaas busca representar lo que ha definido como condiciones urbanas. Esta presencia - la del muro - se da con la posibilidad de trasladar el corte de la secuencia cinematográfica a la arquitectura, desplegando de esta manera cierta libertad para el lenguaje arquitectónico: los acontecimientos se despliegan en el muro, a través de divisiones; el collage, el diagrama y el texto argumentativo entran en juego con la cinemática propia del documental.

En este sentido, sus primeros proyectos como arquitecto utilizan el dibujo a manera de montaje a través del collage, un elemento típico de las vanguardias de comienzos de siglo. En su discurso Koolhaas  rara vez abarca el plano compositivo, sus edificios buscan  la experiencia la reprogramación de actividades; la arquitectura del pasado aparece en sus edificios como un instrumento para sus guiones, de este modo consigue también una transgresión de la misma, alterando su sentido original.

Como oposición a la idea clásica de composición, sus arquitecturas se proyectan desde secuencias de imágenes que buscan representar diversos aspectos de la vida al interior de un edificio, distintas superposiciones que como plano – secuencia buscan generar diversos significados edilicios, pueden relacionarse con la experiencia de los surrealistas y el montaje como proceso de re-significación:

La imagen que llama a otra imagen, una palabra que trae a otra palabra y sobre todo, un instinto de vinculación de realidades distantes absurdas tal como el encuentro fortuito entre un paraguas y una  máquina de coser sobre una mesa de disecciones.

Sin embargo, es con el proyecto de la Biblioteca de Seattle que OMA logra introducir el diagrama como base de la narrativa de diseño. Los diagramas aparecen como una fase previa al proyecto, expresan temas como la memoria del libro y su evolución a lo largo del tiempo, o el rol de las bibliotecas en la cultura occidental. De esta forma el dibujo se vuelve una base para el diálogo y de la negociación con los clientes, consolidándose como el momento fundamental de la construcción de acuerdos, facilitando los procesos.

Para nosotros, el diagrama es, hasta cierto punto un mecanismo que abre un número casi infinito de posibilidades. En la mayor parte de los casos el diagrama continuo siendo el motor a lo largo de todo el proceso. De hecho, termina por adquirir suficiente energía y suficiente refinamiento como para dar forma e infundir vigor a todas las etapas sucesivas. Así el diagrama continúa también al nivel del detalle.  . Koollhaas en 12 entrevistas con arquitectos -; Walker, Enrique. 1998:143

 

En tal dirección, a partir de este proyecto se crea AMO, la vertiente teórica de la firma que  se embarca en diferentes proyectos para los cuales aborda la idea de un uso del pensamiento arquitectónico para resolver problemas no arquitectónicos. Con la Unión Europea, la Universidad de Harvard, o  Prada, la narrativa toma forma en el diagrama, se torna en narrativa gráfica.

Liberada de la obligación de construir, la arquitectura llega a ser una vía de pensamiento sobre la nada – una disciplina que representa relaciones, proporciones, conexiones, efectos, el diagrama de todo. Koolhaas Content

CONCLUSIONES

INFORMÁTICA Y DIAGRAMA

Con la crítica a los procesos tradicionales de diseño retomada por Cristopher Alexander, las certidumbres en torno al abordaje de las diversas escalas que van de lo urbano a lo arquitectónico empiezan a cuestionarse desde la noción de patrón, un tipo de diagrama que se expresa a partir de fichas y esquemas con un claro sentido metodológico:

Cada patrón describe un problema que ocurre una y otra vez en nuestro entorno, para describir después el núcleo de la solución a ese problema, de tal manera que esa solución pueda ser usada más de un millón de veces sin hacerlo ni siquiera dos veces de la misma forma.

Alexander establece certidumbres extraídos de su experiencia, estos  son  expresados a partir diagramas,  son adaptables  diversos casos de configuración en un proceso de diseño que puede abarcar diversos problemas, ha influenciado campos tan disímiles como el diseño de sistemas o la pedagogía (a través de la noción de mapa conceptual o de mentefacto), estableciendo patrones que interactúan como eslabones móviles, intercambiables y transitorios frente al proceso de construcción de respuestas a problemas concretos y cambiantes.

Cada patrón es una regla constituida por tres partes, la cual expresa una relación entre un cierto contexto, un cierto sistema de fuerzas que ocurren repetidamente en ese contexto, y una cierta configuración software que permite a estas fuerzas resolverse así mismas

Coplien, James O. “A Pattern Definition – Software PAtterns ” http://hillside.net/patterns/definition.html. 1 1998  citado en García Peñalvo, F. J. (1998). Patrones. De Alexander a la Tecnología de Objetos. Revista Profesional para Programadores (RPP), Editorial América-Ibérica,45, 44-52..

La programación actual por medio de programas de modelado como Rhino o Grasshopper ha dado como resultado la implementación del diseño a partir del modelo arquitectónico, controlando mediante  fórmulas matemáticas mapas de información que se convierten en interfaces. La relación entre mapas, nodos y otros elementos del proceso, permite realizar las operaciones que posibilitaba el diagrama sobre el terreno de lo enteramente virtual.

Este tipo de modelos digitales, con sus correspondientes procesos de simulación, se mueven entre elementales modelos conceptuales a complejas geometrías. Esto se logra a través del  control pormenorizado sobre las variables, por medio de los lenguajes del ‘código’ computacional, a través del algoritmo como elemento matemático que media entre la forma, el parámetro y la regla definida, se permite entonces un control de los procesos que impacta de alta manera la generación del diseño, en esta etapa de la ‘sociedad del conocimiento’ se ha consolidado el diseño paramétrico como un hito para varias facultades de arquitectura

Hangzhou Stadium by NBBJ and CCDI.  Interfase en Grasshopper

En tal estado prospectivo de las cosas, la interface ha desplazado en estructura profunda del modelado proyectual, el dibujo a mano ha sido remplazado por la escritura del parámetro, el diagrama pasa de ser una máquina conceptual a un circuito computacional que permite ejercer el control matemático sobre un proceso que como hemos visto, se basaba en la relación interior y exterior de una virtualidad.

A través de este abordaje paramétrico, se da la posibilidad de jugar con la estructura que desplegara la modulación renacentista confinándola a rangos y condiciones contextuales restringidas. Schumacher, quien lidera estos procesos paramétricos en la oficina de Zaha Hadid, ha desarrollado metodologías de composición asociando correlaciones entre sistemas (condiciones de contexto, programa funcional) a las estructuras paramétricas, buscando el dominio hegemónico de esta estética de lo digital; este arquitecto a proclamado un nuevo ismo. Las diversas secciones de la forma encajan en torno a estas estructuras variables como si se tratara de respuestas anatómicas de un organismo artificial.

Abordado desde la confrontación con un paradigma pre existente de diseño, el enfoque paramétrico enfatiza el conflicto con estabilidades propias del oficio como la tipología, la geometría euclidiana o platónica, la idea de serie industrial, la línea recta o el ángulo recto.  Los edificios se transforman en mutantes entidades que reaccionan a las condiciones de diseño.

En tal sentido podemos concluir un cambio de paradigma en el cual juega un papel fundamental la idea de diagrama. Esta transformación ha alterado la estructura genética de la forma, dando primacía al diagrama informático sobre aquel trazo de anterioridad que señalaba el origen del diseño en la mano de un hacedor.

En la génesis de la forma, el diagrama, como elemento que asume la presencia de elementos externos al proceso de diseño en un género de la traducción, se vuelve un elemento traducido, vuelto número, expresado en vectores y matrices direccionadas de algoritmos. Se trata de una transformación que afecta profundamente los procesos de diseño, evitando las referencias extrínsecas para centrarse en lo que es implícito al diseño, y en tal sentido, distanciándose de la relación entre arquitectura moderna y arte moderno, enfatizando el tratamiento no analógico de la forma, centrándose en el tratamiento específico de la misma.

Como elemento base de la comunicación en diseño, el diagrama comunica el espacio narrativo en perspectivas de su resignificación como sistema de notación de los procesos mentales de cada diseñador, el pensamiento diagramático que les caracteriza se basa en el acuerdo implícito de la construcción de un espacio mental de convergencia de contenidos del proceso.

Proyectos como el Mapa de Información Arquitectónica (Esma Bige Tunçer, 2009), con el cual se representa una historia de la arquitectura basada en sus relaciones, patrones y parámetros, una especie de tratado arquitectónico de construcción colectiva en el cual se enfatizan las poderosas consecuencias críticas de la aplicación del paradigma diagramático como base para el aprendizaje del diseño.

Esta visión abre posibilidades para la transmisión de conocimientos en el diseño a través de un uso denotativo del diagrama, que a través del establecimiento de parámetros concretos permite elevar diversas versiones de objetos paradigmáticos o procesuales, nutriendo esa doble visión de anterioridad e interioridad del proceso; una posibilidad de aprender sobre diseño desde esta forma particular de escritura, que seguramente hará posible entender y proponer nuevas organizaciones formales que den respuesta a las inquietudes humanas.

Referencias

Consuegra, D. (1992). En busca del cuadrado. Colombia: Universidad Nacional de Colombia.

Deleuze, G. (2007). Pintura: el concepto de diagrama. Buenos Aires, Cactus.

Eisenman, P. (1999). Diagram Diaries. New York: Universe Publishing.

García Peñalvo, F. J. (1998). Patrones. De Alexander a la Tecnología de Objetos. Revista Profesional para Programadores (RPP). España: Editorial América-Ibérica.

Tunçer, E. B. (2009). The Architectural Information Map: Semantic modeling in conceptual architectural design. Delft: Delft University of Technology.


Para citar este documento 
Pérez, O. (2015). El diagrama, método del diseño entre el dibujo, la pintura, el cine y la informática. MasD, Revista Digital de Diseño., Vol. 9, Edición N° 16 Ene. - Jun. 2015. 30-49

Última modificación: 09-10-2015 | Copyright Universidad El Bosque  | Licencia CC by-nc-sa